• +54 (11) 4381-1566
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Gerardo Watzl

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

In memorian

1921-2004

 

Gerardo se crió en Kitzbuhel, Austria y desde los seis años ya andaba trepando por las montañas del Wilden Kaiser. Con 15 años ya era primero de cordada en escaladas de 5º grado. Por la misma época aprendía a esquiar siempre asesorado por alpinistas de la talla de Rebitsch y Heckmaier (pionero en el Eiger). Durante la guerra alcanzó el grado de oficial y estuvo destacado en el Elbrus en la cadena del Cáucaso.

En los años siguientes lo encuentran escalando con Luis Vigl, (que era el segundo de Hermann Buhl) en algunas difíciles paredes del Kaiser. En escalada en hielo logran la pared NO del Wiesbachhorn, la canaleta del Palavicini en el Grossglockner y otras ascensiones relevantes. Participó en los cursos de los Cazadores de Alta Montaña en St. Johann donde se enteró en ascensos y rescates con soga de acero de salvaje, de 600 m.

El "día de los inocentes"de 1948 desembarca en Buenos Aires conectándose rápidamente con los andinistas que formaron el Centro Andino Buenos Aires en 1950, Club Andino Bariloche y otros de Mendoza.

En enero de 1952 integra el grupo de escaladores de montaña de la Primera Expedición al Hielo Continental patagónico organizada por el Dr. Bruno Guth. El grupo lo integraban además: Stegmann. Guthmann, Casaux, Pillet y Ostrovsky. Otro grupo formado por el Cap. Huerta Bertone, Folco D'Oro, Ruiz Beramendi y Bianchi encararon el cruce del Hielo Continental llegando hasta el divortium acuarium. Un tercer grupo de científicos lo formaba los doctores Geile, Utvaheli y Sander. El grupo de escaladores hasta la ventana que mira al Marconi.

En 1952, la FASA organiza un curso de escalada en hielo en las laderas del Cº Tolosa en Mendoza a cargo de Louis Depasse que había participado en la expedición francesa al Fitz Roy. Resulta anecdótico que por ese entonces se discutía sobre las ventajas de los grampones con diez puntas de los franceses o doce puntas que se usaban cada vez más. Gerardo con doce puntas le ganó a Depasse con diez.

Con su vasta experiencia , Watzl, insistió en la necesidad de que los andinistas también debían saber esquiar. Por eso se organizó en 1952 un curso de esquí en Bariloche para los socios de CABA.

En enero 1953 es jefe de la expedición CABA a la cordillera de Los Penitentes con la participación de 5 hombre además de Watzl: J.V. Pillet, C. Stegmann, J. Guthmann, F. Memmelsdorf y F. Boucher y dos mujeres: B. Pereny y H. Boucher. Escalaron la difícil pared de La Mano y tres cumbres vírgenes que bautizaron: Reichert, Gussfeld y Zurbriggen. El grupo culminó con la ascensión de la pared E. del Cº Vallecitos del Cordón de la Plata.

En enero 1954 organiza y dirige el curso CABA de escalada en hielo en los faldeos del Cº Tolosa en Mendoza.

A mediados de 1954 se desarrolla la 1º Expedición Argentina al Himalaya al mando del Tte. 1º Francisco Ibáñez. Watzl como 1º de cordada con el Sirdar Pasang Dawa Lama y la 2º cordada de Tito Magnani y el sherpa Ang Nima alcanzan el filo cumbrero del Dhaulagiri a 8000m. Después de un vivac sumamente precario con poca comida y sin bolsas de dormir resuelven regresar debido a la fuerte nevada durante la noche – faltándoles, hasta la cumbre menos de 200 m, sin más dificultades técnicas - lo que les permitió salvar la vida. Cabe destacar que los campamentos 5, 6 y 7 fueron establecidos por Gerardo sin problemas de avalanchas. Siguiendo esa ruta y estableciendo los campamentos en los mismo lugares pasaron 28 años y muchas expediciones hasta que un grupo de escaladores japoneses alcanzaron la cumbre por esa ruta.

De 1955 a 1959b realizó ascensiones en la región de Bariloche con su esposa Jacqueline tales como el Pico Argentino del Tronador, pared de la Luhrs en el Cº López y tres escaladas de la torre Principal del catedral. En invierno era instructor de esquí en Bariloche y en verano de escalada en hielo en la zona del ventisquero negro del Tronador.

Por esos años era presidente del Centro Andino Buenos Aires función que finalmente cumplió durante 30 años promoviendo a la juventud el sano entusiasmo por la montaña, asesorando a todos y fundamentalmente inculcando ética y seguridad entre los andinistas.

A comienzos de 1959 asesora a Cesare Maestri y Toni Egger sobre los accesos y las posibilidades de ascensión del Cº Torre. Lamentablemente Toni falleció el 2.2.59 en uno de los intentos.

En 1961invitados Jacqueline y Gerardo por Rebitsch y Vigl a acompañarlos al Llullaillaco en la Vigl hizo cumbre y ellos dos alcanzaron los 6600 m donde muchos años después se encontraron las momias de los sacrificios incaicos.

En 1962 viajan en camioneta desde Buenos Aires hasta Huaraz en Perú donde ascienden la pared del Palcaraju Chico. Al regresar visitan Machu Pichu.

En 1963 visitan a Eric Shipton en la Royal Society en Londres.

En unos acantilados sobre el mar en Kulen, Suecia, dicta cursos de escalada en roca para unos dinamarqueses que iban a explorar las montañas de Groenlandia.

En 1965 nueva expedición en auto al Perú, a la cordillera Huayhuash, donde escalaron el nevado del Siulá Chico.

Por pedido del Dr. Moravek de Austria colabora en 1966 en la organización de una expedición a la Argentina durante la cual José Luis Fonrouge del CABA, con el mejor austríaco escalan la pared sur del Aconcagua.

El 1966 pasa seis meses en Europa donde realiza varias ascensiones en lo Alpes.

Por tercera vez, en 1968, viaja en auto rumbo a Perú junto con escaladores del CABA y de Córdoba. Con Fonrouge alcanzan la cumbre del Nevado Huandoy.

En 1970 prepara y elige los escaladores para la expedición Argentina al Everest que luego por desinteligencias entre ellos y el jefe de la expedición, no alcanzaron los objetivos.

Entre 1979 y 1980 visitan con Jacqueline Sudáfrica, donde saliendo de Durban, llegan hasta los montes Drakenberg. Más adelante realizan una larga recorrida por EE.UU. Canadá y Alaska visitando los principales montes y glaciares del oeste de Norte América.

En 1980 selecciona y prepara a los escaladores del CABA integrantes de una nueva expedición argentina al Dhalagiri, al mando de Mario Serrano.

Durante 1981 viajan a Nepal empezando en Sudáfrica, Kenia visitando parques nacionales.

Vuelo a las islas Seychelles y luego a Sri Lanka. De Colombo vuelvan Bombay, India visitando Delhi, Cachemira, Srinagar, Amritsar. Vuelo de Delhi a Katmandú y luego en ómnibus a Porkhara. Con un Sherpa y 4 porteadores, en 10 días caminaron los 200 Km. hasta el campamento base del Dhaulagiri donde quedaron 10 días, regresando en 7, recorriendo nuevamente 200 km. de senderos con puros escalones. El viaje de vuelta fue por Thailandia, Hong Kong, Tokio, Hawai, EE.UU y Buenos Aires.

Los años siguientes fueron dedicados a recorrer todos los caminos y huellas de la Patagonia argentina y chilena con su casita rodante.

Por último en 19993 ayudó a preparar la expedición Argentina al Shisha Pangma (8013m), cuya cima fue alcanzada por Marcos Couch del CABA y Nicolás de la Cruz del C.A. Bariloche. A pesar del extraordinario éxito deportivo y como todos sus integrantes volvieron ilesos, esta expedición no tuvo prensa en nuestro país.

En síntesis, Gerardo Watzl fue más de 30 años presidente del Centro Andino Buenos Aires durante los cuales mandaron siete expediciones al Himalaya y la 2da. Ascensión al Cº Fitz Roy lograda por dos argentinos: J.L.Fonrouge y C.Comesaña.

Siempre promocionó la realización de ascensiones e insistió que no era función del nivel de ingreso de los andinistas, que siempre fueron muy modestos, pero expediciones bien organizadas con objetivos importantes siempre han encontrado quien les ayude, financieramente o con productos o servicios.

El siempre consideró que un andinista completo debe poder moverse con seguridad en roca, en hielo y en esquíes para alcanzar objetivos deportivamente interesantes.

En la montaña no se compite entre compañeros, solo se compite con la naturaleza y a ésta se la debe conocer a fondo y respetar, sino ésta no perdona. En la montaña lo más importante es regresar.

Sus amigos y compañeros andinistas consideramos que Gerardo Watzl ha sido uno de los grandes del andinismo argentino y le rendimos homenaje de este modo sencillo con nuestro más afectuoso recuerdo.

Buenos Aires, Abril 2004.

El Centro Andino Buenos Aires, hace suya esta remembranza, con el anhelo que su difusión, sirva de silencioso homenaje a quien ha sido uno de sus más comprometidos propulsores.

Gerardo Watzl, que la última de tus ascensiones te permita descansar en paz.

Así sea.

Comisión Directiva

CABA.


© 2019 Centro Andino Buenos Aires. Todos los derechos reservados